Mi pequeño jardín de libros

Cuando tenía 20 años me gustaba ir a una librería muy chiquita que quedaba camino a mi casa en Vicente López. Allí trabajaba un señor mayor rodeado de libros hasta el techo, en una calma y un silencio envidiable. 

En ese entonces yo tenía un trabajo en relación de dependencia que no me hacía muy feliz y fantaseaba con la idea de trabajar en una librería o en un vivero y buscaba en las plataformas de búsqueda laboral y en los diarios trabajos así. Como podras imaginar no abundaban, ni siquiera existían.

Para la gente de mi edad y con mi nula experiencia, todas las ofertas eran para call centers, administración, recepción y vendedora en comercios de moda.

Yo sentía que si trabajaba en un vivero o en una librería, me daría gusto levantarme temprano y salir de mi casa, mientras mis trabajos de ese entonces no me generaban ni la mínima motivación. 

***

Como la vida es corta y se pasa volando, 18 años más tarde decidí hacer realidad una de esas fantasías: «Ser librera». Entre muchas comillas

 

 

Decidí llamar a ese espacio “Pequeño jardín” para concentrar en él mis grandes amores, la naturaleza, los libros y el arte. Y quien dice, en 18 años más, sumar las plantas.

Mientras tanto quienes visiten “mi pequeño jardín” van a encontrarse con una serie de títulos recomendados que servirán de puente para acercarse con una mirada amorosa a la naturaleza: “Colecciones silvestres” y libros que estrujan el corazón o erizan la piel: “Colecciones sensibles”. Y una gran cantidad que va a hacer las dos cosas en simultáneo.

En un principio serán en su mayoría libros ilustrados, pero quien dice en el futuro se sumen otros.

Y la parte más linda, es que va a tener un lugar físico hermoso compartido con amigas, donde puedas venir y que te recomiende, como en ese entonces el señor de la librería me recomendaba a mí.

Pequeño jardín no será una LIBRERÍA, será más parecida a una valija de libros, porque la idea es que sean realmente cosas que yo recomiende. Aparte yo sigo siendo ilustradora y me gusta serlo y también estoy haciendo MI PROPIO LIBRO -emoción-. Así que “mi jardín” tendrá libros y también mis ilustraciones. 

 

 

Deja una respuesta